Qué comprar en Valladolid

Qué comprar en Valladolid

Partiendo de la noble materia del campo castellano ha surgido una exquisita oferta alimentaria: lechazo, pan, queso, vino, piñones, legumbres y repostería son algunos de los productos típicos de Valladolid.

Vinos

Ribera de Duero, Rueda y Cigales. Con estas referencias cualquier amante de los buenos vinos no podrá privarse del capricho de comprar algún vino de Valladolid.

Aunque los vinos más renombrados podemos encontrarlos en las tiendas y vinacotecas de cualquier ciudad, siempre hay ese vino especial difícil de encontrar en otras ciudades.

Los visitantes que disfruten el buen vino y vayan a estar más tiempo en Valladolid, pueden realizar alguna de las rutas enoturísticas y comprar en las propias bodegas.

Quesos de oveja

En la provincia de Valladolid se elaboran numerosos quesos de oveja. Alguna de las marcas más reconocidas como Canal, Quevedo, Boffard, Entrepinares, Flor de Esgueva o Muñiz, pueden ser un magnífico regalo que, aunque podamos encontrar en cualquier supermercado de nuestra ciudad, no está de más volver del viaje con un queso bajo el brazo.

Bombones

En Valladolid hay dos confiterías que elaboran unos bombones sencillamente insuperables, Confitería Belaria (Paseo de Zorrilla 90) y Confiterías Maro Valles (Plaza Poniente, 4 y en C/Mantería, 32).

Almendras de Villafrechos

Famosas desde la antigüedad, son unas almendras garrapiñadas al estilo de este pueblo vallisoletano. Originario de este pueblo fue el fundador de la confitería que mejor las elabora, Confiterías Cubero, que dispone de tres tiendas muy céntricas, en C/Pasión, 5, C/Ferrari, 24 y en C/Mantería, 7

Pastas y dulces

Valladolid es Tierra de Campos y tanto sus panes (el pan lechuguino es una obra de arte) como los demás productos elaborados a partir de la harina son inmejorables.

Para comprar las pastas y otros dulces recomendaremos el Monasterio de Santa Isabel (C/ Encarnación, 6) regentado por las Hermanas Clarisas. Está situado al lado del Patio Herreriano, por lo que os recomendamos visitarlas y comprar unos mantecados de almendra. Aunque no sean para llevar, debéis probar sus roscos de hojaldre con cabello de ángel.

Si os gusta el arte el monasterio cuenta con un museo.

Artesanía

Para los que buscan un regalo original lo mejor que pueden llevarse de Valladolid es una pieza de cerámica del emblemático Taller de los Coello, situado en la Calle del Duque de Lerma 14, muy cerca de la Catedral.

Otra opción original son las camisetas y máscaras pintadas a mano con un diseño personalizado creadas en "Pintar Adrede".