Valladolid implanta nuevos proyectos de Smart City en la ciudad para mejorar la calidad de vida de sus habitantes y conservar el talento.

En 2011, Valladolid fue reconocida como "Ciudad de Ciencia e Innovación" y ya va camino de convertirse en una gran Smart City, es decir, una ciudad sostenible que permita a ciudadanos y turistas sacar el máximo partido a Valladolid.

La ciudad ya muestra los primeros signos que la convierten en "ciudad inteligente": la gran Plaza del Milenio, la ruta Ríos de Luz, estaciones de recarga de vehículos eléctricos o puntos de recarga de teléfonos móviles y otros aparatos electrónicos.